Cabecera del boletín

La IA y tú #6: A la IA generativa no le importan tus derechos de autor, ¡todavía!

Hola Suscriptor,


Profundizando en el complejo ámbito de la IA, esta semana abordamos la cuestión en constante evolución de la propiedad de los contenidos y los derechos de autor del material generado por IA. Desde entender quién tiene los derechos sobre el contenido creado por IA hasta descubrir estrategias para mitigar los posibles riesgos de derechos de autor asociados con los LLM, estamos construyendo una hoja de ruta útil para navegar por las aguas algo confusas de la IA y la ley de derechos de autor. Si tiene alguna pregunta sobre cómo su empresa puede aprovechar la IA generativa de una forma respetuosa con los derechos de autor, coméntenoslo o envíenos un mensaje y estaremos encantados de ayudarle.


Por favor, suscríbete, comparte y dale a "Me gusta" si te gusta el contenido.


En el vertiginoso mundo de la innovación digital, surgen continuamente problemas acuciantes que ponen en tela de juicio nuestra comprensión del statu quo. Una de estas cuestiones se encuentra en la intersección de la legislación sobre derechos de autor y la inteligencia artificial. En IA generativa Las plataformas como ChatGPT, cada vez más avanzadas y extendidas, introducen nuevas complejidades que van en contra de nuestras estructuras jurídicas actuales.

La intersección de la IA generativa y los derechos de autor

El entrelazamiento de la IA generativa y los derechos de autor plantea un complejo dilema. Estos modelos de IA, en su fase de aprendizaje, pueden consumir grandes cantidades de contenidos protegidos por derechos de autor procedentes de Internet, como artículos, informes protegidos por derechos de autor y variaciones de obras de arte, entre otros. Esto plantea una cuestión crucial: ¿La creación de resultados originales por parte de un modelo de IA, tras haber sido entrenado con contenidos protegidos por derechos de autor, constituye una infracción de los derechos de autor?



Retos y debates jurídicos

Debates y retos jurídicos presagian lo que probablemente será un cambio significativo en la legislación sobre derechos de autor. Los artistas han presentado recientemente demandas contra creadores de sistemas de inteligencia artificial y empresas tecnológicas, alegando que sus obras se utilizaron indebidamente para entrenar modelos de inteligencia artificial.


Posición de la UE sobre la IA y los derechos de autor

Mientras Estados Unidos lidia con estas complejas cuestiones, la Unión Europea (UE) está tomando medidas proactivas para abordar el asunto. La UE está redactando el Ley AIque podría establecer las primeras leyes globales del mundo que regulen la IA.


https://skimai.com/who-owns-the-rights-to-ai-generated-content/

¿Cómo mitigar los riesgos de los derechos de autor en la era de la IA generativa?

Con todos estos retos al descubierto, la pregunta sigue siendo: ¿cómo podemos navegar y mitigar los posibles riesgos de derechos de autor inherentes a la era de la IA generativa?


A medida que los sistemas de IA generativa producen contenidos similares a los humanos a partir de grandes cantidades de datos de entrenamiento, se cruzan inevitablemente con la abundante propiedad intelectual presente en Internet. Aunque estos sistemas de IA no reproducen explícitamente el contenido que han consumido, la posibilidad de generar inadvertidamente resultados demasiado similares a material protegido por derechos de autor es real.


Datos de entrenamiento y proceso de entrenamiento

La calidad y la naturaleza de los datos utilizados para entrenar los modelos de IA son fundamentales para determinar sus capacidades y, en consecuencia, su potencial para infringir inadvertidamente las leyes de derechos de autor. El proceso de entrenamiento implica introducir grandes cantidades de datos en un sistema de IA, lo que le permite aprender, adaptarse y generar resultados. Sin embargo, este proceso también introduce el riesgo de violación de los derechos de autor si los datos de entrenamiento incluyen contenidos protegidos por derechos de autor.


El proceso de formación, en su forma actual, no suele incluir mecanismos que comprueben la presencia de material protegido por derechos de autor en los datos de formación. Sin embargo, esto está cambiando. Los desarrolladores de IA tendrán que integrar salvaguardias en el proceso de formación que puedan detectar posibles infracciones de los derechos de autor y ayudar a evitarlas.

Protección de usuarios finales, organizaciones y desarrolladores


Al considerar las complejidades polifacéticas que rodean la infracción de los derechos de autor y la IA generativa, no se puede subestimar el papel de los usuarios finales. Es probable que muchos no sean conscientes de las posibles implicaciones jurídicas asociadas al uso de productos generados por IA. Pueden protegerse pidiendo garantías a los proveedores de IA (pensemos en cláusulas de indemnización en contratos o acuerdos).



Cuando se trata de organizaciones y desarrolladores, se abre una nueva oportunidad: la modificación y utilización de grandes modelos lingüísticos (LLM) entrenados exclusivamente con información libre y con licencia Creative Commons. Además, los LLM privados podrían personalizarse con restricciones adicionales o "barandillas" que garanticen que no ingieren información confidencial o sujeta a derechos de propiedad.


Adoptar una postura proactiva para mitigar los riesgos de los derechos de autor con medidas como éstas no sólo ayuda a evitar posibles problemas legales, sino que también contribuye a un ecosistema de IA sano y sostenible.


https://skimai.com/mitigate-copyright-risks-of-generative-ai/


¡Gracias por tomarse el tiempo de leer AI & YOU!


*Skim AI es una consultora de Aprendizaje Automático e Inteligencia Artificial que forma a ejecutivos, realiza due-diligence, asesora, diseña, construye, despliega, mantiene, actualiza y mejora soluciones empresariales de IA basadas en lenguaje (NLP), visión (CV) y automatización.


*Chatee conmigo sobre IA empresarial

*Siga a Skim AI en LinkedIn

es_ESEspañol